México Sin Trabajo Infantil

La explotación y el trabajo infantil representa un problema importante en México y en muchas partes de América Latina a pesar de que la prevalencia del trabajo infantil ha ido disminuyendo en los últimos años. Su práctica continúa a perjudicar el desarrollo físico y mental de los niños y adolescentes e interfiere con su educación. En los países de América Latina 1 de cada 10 niños entre las edades de 5-14 trabajan, mientras que en México se estima que entre 8 y 11 millones de niños menores de 15 años trabajan.

El trabajo infantil refuerza ciclos intergeneracionales de pobreza, socava las economías nacionales e impide el progreso hacia el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. No es sólo una causa, sino también una consecuencia de las desigualdades sociales las cuales son reforzadas por la discriminación.

El presidente Enrique Peña Nieto hizo este tema una prioridad en el Plan National de Desarrollo de su Administración 2013 - 2018. Como resultado, la Secretaría de Trabajo e Inclusión Social (STPS) de México eligió a PADF como socio debido a la amplia experiencia que la Fundación a tenido encabezando campañas en México, trabajando en el hemisferio en temas sensibles como el trabajo infantil, la trata de personas y la discriminación, y gestionando programas multisectoriales, así como el desarrollo de las relaciones institucionales con los actores de gobierno, el sector privado y la sociedad civil.

El 24 de octubre de 2013, la STPS y PADF firmaron un acuerdo de cooperación y asistencia técnica. Esto llevó a la creación de "México Sin Trabajo Infantil",  una campaña innovadora de comunicación destinada a erradicar el trabajo infantil en México mediante la sensibilización de la sociedad mexicana sobre el tema, involucrando al público para encontrar soluciones al problema y generar acciones oportunas y eficaces.

La campaña recibió el respaldo financiero como también el apoyo de ambos socios públicos y privados, entre ellos: el Gobierno de México por medio de STPS; Fundación Telefónica México; Organización Internacional del Trabajo (OIT), México y la oficina Cuba; Viacom Internacional; Fundación Cinépolis; Altos Hornos de México; la compañía Boeing y el Colectivo Contra la Trata de Personas, una organización que trabaja para combatir la trata de personas en México.

PADF comenzó con un enfoque estratégico que tuvo como objetivo llevar la campaña a diferentes plataformas comunicacionales (trans-media) presentando el tema del trabajo infantil a partir de un concepto de "percepción frente a la realidad", haciendo frente a los mitos y percepciones erróneas que la sociedad mexicana tiene frente a este tema. Con el apoyo de MTV, la campaña fue capaz de utilizar enfoques creativos para presentar estos conceptos a los adolescentes y adultos jóvenes en México, al exponer el tema y al mismo tiempo comprometerlos a convertirse en “Agentes de Cambio".

La campaña de "México Sin Trabajo Infantil” fue lanzada en agosto de 2014 durante los Premios Millennials (Millennial Awards) de MTV en la Ciudad de México, lo cual consistió en la activación de una audiencia en vivo de 300 adultos jóvenes y también de los medios de comunicaciónes que participaron. El evento fue luego transmitido en 7,5 millones de hogares en México.

En septiembre de 2014, la campaña hizo giro por cinco estados mexicanos con el apoyo de Fundación Cinépolis, Fundación Telefónica México, y el Colectivo Contra la Trata de Personas, llegando a más de 7.000 personas. Esta fase del proyecto, denominada la Ruta Contra el Trabajo Infantil, llevó la campaña a comunidades con altos niveles de trabajo infantil o donde los niños están en riesgo de convertirse en víctimas de este problema.


Lugares
Guadalajara (Jalisco), San Cristóbal de las Casas y Tuxtla Gutiérrez (Chiapas), Ixtapaluca y Chimalhuacán (Estado de México), y San Luis Potosí (San Luis Potosí)


Socios